Pide tu cita online
Te llamamos

Dejar de fumar, la mejor opción

16 Mayo 2018

El tabaco provoca daños irreparables en la salud, y se manifiesta de muchas maneras. Estas manifestaciones no son más que avisos de algo mucho peor que puede estar sucediendo o puede suceder dentro de nosotros. Son muchas las enfermedades que vienen dadas por el mal hábito de fumar, ya no sólo como conocíamos en antaño, que era motivo de mal aliento, de manchas en los dientes etc. Tras años de investigación se ha determinado por numerosos expertos, entre ellos los especialistas de las Clínicas Odontológicas Catalano, que afirman que el tabaco aumenta por tres las posibilidades de contraer enfermedades tanto bucales como generales.

La boca no deja de ser el orificio por el que entra y sale el humo del tabaco, no tiene otro sistema de acceso a nuestro organismo. Y de ahí pasa a la sangre a través del aire de las células. En definitiva, la cavidad bucal es el primer afectado en todo esto. La afección que tiene es real, una amenaza silenciosa y que empeora cualquier tratamiento posterior.

El hecho de fumar está estrechamente relacionado con las enfermedades periodontales, provocando cambios irreversibles, y es, causante principal del cáncer oral. Cualquier enfermedad que se dé el paciente se verá agudizada debido a este hecho. El fumador tiene muchas más posibilidades de contraer enfermedades, un cuidado e higiene bucales pueden no servir de nada si se mantiene este hábito tan nocivo a por mucho tiempo.

Desde nuestros centros, especializados en el cuidado de la salud bucal, consideramos que es sumamente importante crear conciencia acerca de las graves consecuencias que conlleva el tabaco y los efectos negativos que produce en nuestro organismo. Somos conscientes de ello a la vez que la adicción es difícil de superar, pero aquí estamos dispuestos a ayudarte, a aconsejarte cómo hacerlo, y explicarte personalmente lo que puede provocar en tu salud bucal a largo plazo.

Los fumadores tienen unos porcentajes desorbitados de bacterias patógenas en el periodonto, es decir, son muchas más las bacterias dañinas que hay en la boca de un fumador a quien no lo es. Todo esto provoca una disminución de las defensas de la encía frente al ataque de dichas bacterias, las infecciones bucodentales serán fáciles de afectar al paciente. Además de las enfermedades realmente serias, el hecho de fumar empeora nuestra imagen estética y provoca mal aliento. Son muchos los motivos por los que aconsejamos que no fumen o dejen de hacerlo si es el caso.